20 de febrero de 2010

Mi otro yo

Hace tiempo que busco a Jacques, mi otro yo. Mi doble, mi fatiga, mi cruz. Ese tipo que no para de tocarme los cojones, perdonando la expresión. Ese que me obliga a preguntarme por qué el sol sale por donde sale y luego se olvida de recordarme que es mejor guardar la llave siempre en el mismo sitio. Suelo sorprenderlo obligándome a decir (literalmente) lo contrario de lo que pienso, que ya hay que ser retorcido, digo yo…

No confío en la medicina tradicional. Más que nada porque, en general, los médicos fuman como cosacos, beben como si sólo hubiera oxígeno en el alcohol y si los ves comer terminas por pensar que los obispos son gente moderada. Que ya es decir. Así que he recurrido a la “alternativa”.

Me han aconsejado a un tipo que no se parece mucho a un monje, pero es que reclamar ciertas cosas de un tuerto en los 120 kilos que vende lotería es pedir peras al olmo. Le he contado mi caso. Cuando se cansó de mi verborrea soltó el mensaje de forma más bien desabrida, como buen gurú. “Todo gira en torno al círculo”, dijo. Como miraba a las casas de enfrente cuando lo dijo, miré también hacia allá pero lo más que vi fue una oronda señora que sacudía las alfombras en camisón, lo cual me hizo pensar si hablaba conmigo o con ella. No me dio tiempo de aclarar nada porque el santo tenía una fila de clientes que flipas, así que me largué sin más. Volví la vista cuando oí algo parecido a “Todo gira en torno al triángulo”. Hablaba con un larguirucho que no se parecía nada a mí, así que pensé “a cada paciente según su condición”. Lógico.

El caso es que el otro día me pongo a dar vueltas alrededor de una fuente luminosa. No pongáis esa cara. Estoy empeñado en hacer video y como soy cabezón como yo solito hay momentos que parecería que estoy medio chalao. Pero no. Es por una buena causa. Y mira tú por donde... Bueno, mejor que lo veáis, ¿vale?


8 comentarios:

MGJuárez dijo...

Pues lo tenías ahí mismo, era tu otro yo, tu sombra andante e insistente -siempre te sigue, ¿verdad?-; lástima no haberla hecho hablar, seguro que su acento es igual al tuyo, y eso, sería toda una alegría que compartieras, más que nada para acompañar al sonido del agua.

Un saludo,
Montse.

xenevra dijo...

Xa o pillo. Jacques vén sendo a sombra esa que dá voltas ao redor da fonte circular; e ti es a luz que se espande, case circularmente, nos chorros da fonte que converxen no centro. Así pois, se multiplicamos o radio de jacques e o dividimos por xocas ao cadrado, obtemos un triángulo, o cal pode corresponder ao primeiro que chegue aquí e faga o comentario. Ou mesmamente ao triángulo que explica todo sen dicir nada para acabar concluíndo que a terra é redonda (chata polos polos) e o universo aforme (ou era disforme??)
enfin... que o vídeo hai que ir velo ao youtube (ou non tube) porque akí di algo en inglés sobre un error (glups)

mariajesusparadela dijo...

Pues, sí, todo gira en torno al círculo, con farolas y luna de redondeada luz final...así es muy bonito, pero tendrías que ponerte con la cámara en una rotonda,después de un accidente, donde todo gira en torno al círculo, incluso las madres de los conductores. El tuerto es un bandarra: todo gira en torno al cuadrado...
(me encantó)

ababoll dijo...

Joe!!! Eres digno de estudio.
Sin palabras.....

hugo dijo...

Hola Xocas:

Lo que cuentas me ha hecho recordar a una pensión, allá por 1978, la estación de autobuses de Lugo y mi primer encuentro con la muralla que Augusto mandara contruir y que Paulo Favio Máximo pusiera manos a la obra. Salí por la puerta equivocada -¡qué raro!- y comencé caminar y caminar y caminar, cuando faltaban unos metros para llegar a mi punto de partida...encontré la estación de autobuses.

LO del círculo esta bien, pero hay que tener cuidado con el eterno retorno, es un cabrón de cuidado.

Me gusta la historia que cuentas y la estructura de microrrelato que les das...lo del video llega por añadidura (Ah, yo de tí hablaría seriamente con Jacques, no vaya a ser que tenga alguna tentación inglesa. Hay cosas se saben como empiezan pero nunca si acabrán destripando el círculo).

(Si pasas por el blog, hay microrrelato mediopremiado)

salut,
hugo

Isabel Martínez dijo...

A mí me gustan los círculos porque no tienen aristas, picos ni vértices donde puedas lastimarte. Aunque bien sé que a la sabiduría le da por los triángulos.
Me gustó el texto.

bambu222 dijo...

¿No será tu otro yo la sombra que se pasea alrededor de la fuente?.Creo que el señoe del círculo tiene razón aunque es cierto,creo,que se siempre se vuelvee al mismo lugar con el peligro que supone a veces.Abrazo.

Andrea dijo...

...y yo achinando los ojos y haciendo caso omiso a la sombra que gira y gira alrededor de la fuente.... creo que mañana tengo psiquiatra ( menos mal!!)

un beso niño.