14 de enero de 2013

Gravedad



Pasar desde la altura
ser gaseosos, sublimes
pesar menos que una cucharadita de levante
olvidar cuando el sol ya se fue
y nacer con el día
temprano, pero inocentemente
para nunca sangrar, ni causar daño.

Vivir como el vapor
poco, pero tan limpio...

Será la gravedad la culpable de todo
y no hay dios que nos libre...

... de caminar en tierra.

1 comentario:

FG dijo...

Quizás en alguna ocasión precisaríamos incluso ser pura combustión... Aunque tal vez eso sería peligroso dependiendo de donde más rabia nos diese estar.

Yo también querría no sentir esa gravedad que nos une irremediablemente con los pies al suelo.

Biquiños!