19 de febrero de 2013

Miserias



Tenemos miedo. Miramos para otro lado porque tenemos miedo. ¿De qué tenemos miedo? De lo que le pasa a toda esa gente que dejamos de ver cuando miramos para otro lado. Vivimos y escapamos al tiempo que vivimos.

Yo eso no lo quiero para mis hijos, decimos. Y los hijos de los que recurren a la basura en la nueva Grecia (la cuna de la democracia) quedan fuera del paisaje, como desenfocados. Una pura neblina "inevitable" que da una cierta atmósfera a la foto.

Y bien, ¿qué puede pasar? ¿Que tengamos que comer maiz en un plato sucio y no haya más vacaciones en las Bahamas? ¿Es lo peor que podría pasar? Pues no.

El problema es que pensamos QUE SÍ.

A lo mejor ocurre que lo peor que podría pasar es lo mejor que podría pasar. Cosas más raras se han visto.

1 comentario:

FG dijo...

Y cuánta razón tienes !!!!!!

Pero son muchos que miran a otro lado, miedo a algo impreciso de perder... ¿qué?¿más? pues puede que sí que perdamos más pero es que ya puestos no sé si nos queda demasiado y tal vez el día menos pensado aquellos que miran al otro lado verán su imagen como en un espejo reflejada. Y eso, sí, eso sí que dará miedo.