12 de septiembre de 2008

Expresividad


María es una amiga mía, catalana en ejercicio, a quien considero un prodigio de expresividad, en más de un sentido. Aunque tiene sus momentos, como se puede deducir del texto, suele ir dejándolo todo regado de sonrisas.

Un placer conocerte.

6 comentarios:

Fauve, la petite sauvage dijo...

XDDDDDD, encantada de conocerte, María, aunque sea tan poco es suficiente para estarlo (encantada).

xenevra dijo...

Unha amiga túa?? da túa propiedade?? jejejeje. chincha rabiña que eu tamén a coñezooo ;)))
petons forts per a la dolça noieta que reparteix somriures o demana ostis segon la necessitat
muaaaakkkkk

ababoll dijo...

Eso digo yo...¿Cómo que suya?

Paloma dijo...

Encantada, María!!! :)))))

Fugaz dijo...

Un placer conocerte María, y desde luego no hay nada más expresivo que una sonrisa y si encima es contagiosa muchísimo mejor.

Curconet dijo...

Ey! Eso! Que no es sólo tuya! Hombre! Faltaría plus! Yo también quiero mi cacho! :D