24 de septiembre de 2008

Magnitudes



Quizás podríamos ver el mundo, las cosas, en magnitudes diferentes.
Quizás.

Podríamos pensar que el enorme Júpiter puede ser contemplado como un simple átomo si nos alejamos los suficiente. Puede que esas partículas que desde aquí consideramos insignificantes encierren otro universo.
Infinito, inacabable.
No sé si incomprensible.

Esto que ahora vemos forma parte de otra cosa, pero no debe revelarse. Porque lo mataríamos al diluirlo en esa otra presencia. Puede que incluso fuéramos incapaces de verlo.

4 comentarios:

Fugaz dijo...

Somos simples átomos ante la presencia de la magnitud del universo, sin embargo la suma de muchos ya sabes lo que se dice.

Por cierto, no revelaré el secreto que se esconde... O no! en eso que vemos ahora, no vaya a ser que yo mate presencia alguna.

xenevra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
xenevra dijo...

El verdadero secreto está en mirarlas así, en magnitudes diferentes; sin asumir esa totalidade que parece venir determinada de una experiencia que hemos heredado. Quizás ya sea hora de que aprendamos a mirar por nosotras mismas.

Y si lo que vemos es esto... sólo resta seguir admirándolo.

Preciosaaaa

ababoll dijo...

Preciosa Quino.
Y además, como seguramente ha sido un robo telesinetico de mi mente, hasta me estoy dando besos por lo bien que te lo he transmitido...ja!