9 de noviembre de 2009

Fuente


No hay quien me quite de la cabeza que las cámaras, a veces, tienen vida propia.
Uno había visto esto, en su momento.
Pero aquel "esto" tiene poco que ver con este "esto".
No sé si me explico...
Es como cuando vas por la vida pensando que ves lo que te interesa y en realidad sólo percibes las cosas secundarias. Ahora creo que se me ha entendido. ;)

5 comentarios:

Puck dijo...

Me se explica uzté que da un gusto...

Adoro a tu cámara... y ti, por saber mirar... :)

Carlanoche dijo...

Es curioso como a menudo captamos la esencia de las cosas o las personas hasta una segunda mirada, eso demuestra cuan distraidos estan nuestros sentidos la mayor parte de las veces, y eso es una verdadera lástima, lo bueno es que si se puede mirar de nuevo.
Bicos

xenevra dijo...

E quen foi que che dixo que iso era o secundario??
Non desbotes o secubdario, nin decidas antes de saborealo o que ha de ser o principal... e non o digo porque adore os postres, senón porque me encantan as sorpresas ;))
Bicos

Rosg dijo...

Siempre hay una segunda oportunidad. Tú cámara ya lo sabe.

Muxus.

lotus flower dijo...

Eu penso que a miña cámara a maioría das veces fotografía o secundario ignorando (por sorte) o que eu lle ordeno ;)

Bicos e flores*