29 de abril de 2009

Amenaza

Una foto es una foto y sus circunstancias. Lo dice uno que entiende poco de fotos pero bastante de circunstancias.
A veces son buenas (eso es cosa de gente muy escogida), otras salen bien, y a veces salen como les da la gana. Lo cual no quita para que tengan su aquel.
Puede que sea la propia circunstancia la que origina el milagro. En este ocasión una larga persecución en el tiempo. El bicho estaba como entusiasmado, así que me dije "esta es la tuya".
Me equivoqué. Estaba tan entusiasmado que me trajo dando vueltas a la mata de espliego unos veinte minutos.
Así que, al final, salió por cansancio. Como le dio la gana. Pero tiene su aquel. O eso creo.

3 comentarios:

Rosg dijo...

Yo diría que si lo tiene, tal parece una fotografía de un libro de Naturaleza y Fauna... de esos eruditos. No seas modesto. Donde pones el ojo (digo la cámara) pones la bala (digo la foto). Preciosa!.

Bicos.

P.D. Gracias por la invitacion. Había visto el grupo, pero no me atrevía (jeje soy tímida)sin que me invitaran. Musus por eso tambien.

Paloma dijo...

Pues sí, oiga, lo tiene. Me encanta el colorido, la nitidez del primer plano y el abejorro (creo) pillado mientras, detenido, se aprovisiona.

Un diez, siete!

Belén dijo...

Me encantan las fotografías que compartes... Desde mi Facultad de Medicina, antes de entrar a las clases de farmacología...
Mi planta de tréboles, mis tréboles mutantes, te saludamos y deseamos muchas buenas energías por allá... Desde mi pequeño país...