24 de abril de 2009

El mundo a las 14:03 p.m.

( D i s p a r a t e f o r m a l )

Dos adolescentes se entrelazan los cuerpos componiendo esvásticas sublimes en la humedad tórrida de la tarde de Cuzco porque necesitan saber cuánto tiempo vive la felicidad.

Un general medita la manera más decorosa de enviar al infierno a tres mil almas y después pide un vaso de agua a su ayuda de cámara y lo deposita en un posavasos para no manchar el cristal impoluto con olor a desinfectante, antes de recriminarle haber utilizado el ascensor en Sábado.

Hay una jovencita pescando en Diem Bien Fu ajena a la tenebrosa serpiente que sube a la exigua barca por el remo que reposa en el agua.

Un obispo se mesa los cabellos con el alma arrasada por el recuerdo de las caricias sólo permitidas a una hembra a la que él mismo perdonaba periódicamente en la soledad del confesionario de la catedral de Colonia.

A las puertas del Chase Manhatan Bank, un millonario decide arruinarse para conocer de primera mano la pobreza, pero renuncia en cuanto se da cuenta de que no podría volver a trabajar.

Hay un mendigo en el Pórtico de la Gloria, cantando "Aqualung" a la salida de la catequesis y un cura que lo observa admirado por la calidad de su pronunciación.

Los insectos deambulan entre las asombrosas cúpulas de Nôtre Dame y están muy lejos de asombrarse. Sólo buscan comida.

La lluvia cuenta cosas.

http://www.youtube.com/watch?v=5wiSWhPzdl8


6 comentarios:

Rosg dijo...

En la jugosa pradera verde, cien ovejas pastan bajo el sol de primavera y el pastor escucha las noticias del dia en la pequeña radio pegada a su oreja.

Hay un ruido intenso en la llanura,
el obrero pica el asfalto con el martillo y a la vez que tiembla espantosamente tapa sus oidos con unas orejeras por las que escucha el balido de un rebaño de ovejas en el monte ...

Musus.

monuzz dijo...

En la biblioteca pública, un erudito bucea entre polvorientos libros, adquiriendo un conocimiento que se llevará con él a la tumba.

Diez millones de granos de arena ceden a los cantos de sirena de la gravedad, a sabiendas de que es un vano esfuerzo cuya futilidad quedará demostrada al darle la vuelta al reloj.

Un turista japonés despistado fotografía las clásicas a la par que modernas columnas dóricas que el hijo de Maruxa "a chosca" ha colocado en el frontal de su remozada casa "de la aldea".

Un pretencioso y joven-pero-ya-no-tanto muchacho, de rubios y revueltos cabellos, apuntilla -pretenciosamente- un ingenuo comentario como respuesta al ingenioso post de un reciente pero entrañable amigo, poco amante del té.

monuzz dijo...

Ainssss...... Me olvidaba:

http://www.youtube.com/watch?v=3d_6gx-8PcM#

Paloma dijo...

El mundo detenido en un mismo minuto.

Genial, siete.

Paloma dijo...

jajajajaja... geniales los apostillamientos de Rosa y de El-niño-del-té

Yo no estoy tan inspirada, siete.

La cima dijo...

Hola.
Gracias por tu paso y por tu coment, tomo nota del consejo.
Después de leerte, no todo, confieso, me quedo con este, me ha encantado y sus comentarios también.
Curioso detenerse en un momento y contemplar todo lo que tenemos a nuestro alrededor, es un buen ejercicio.
Me suele gustar viajar cuando leo, y aquí lo he hecho.
Un saludo.