10 de marzo de 2010

El grito

No quedaban libros. Entonces comenzaron a arrojar a la

hoguera las cosas más extrañas. Alguien gritó al ver el

crucifijo volar hacia el infierno. Los libros murieron

igualmente.


(Microrrelato presentado a Microrrelatos-sms. La frase en cursiva fue propuesta por la organización convocante. Longitud máxima del texto: 160 caracteres.)

6 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Pues la frase en cuersiva es la que sobra. Lo demás, en mi opinión, es perfecto.

hugo dijo...

Hola Xocas:
Gracias por las palabras que me dejaste en el blosss.

De estos tres micros, casi hiperbreves y sin desmerecer los otros dos, me quedo con este "grito" tan preocupado por los crucifijos y, por supuesto, tan indiferente ante los libros, aunque cualquier lector cambiará siempre el sentido del "grito".

salut,
hugo

bambu222 dijo...

Hola,muy bueno;se queman los libros y luego viene todo lo demás
que suele acompañar a este gesto;impresiona la preocupación por la quema del crucifijo,define muy bien la moral del que solo se escandaliza porque le toquen lo suyo.Abrazo.

Isabel Martínez dijo...

Pues yo chillo por los libros, que son sabiduría. El crucifijo es pura imaginería.
Estupendo micro.

xenevra dijo...

Entre Farenheit 451 y el final de O porco de pé de Risco; ahí es donde me ha dejado tu microrelato ;)

Belén dijo...

Esperando que la primavera ya se acerque...
Beijos pra cê!