10 de marzo de 2010

Pesadilla

No quedaban libros. La enorme rata comenzó a mirarlos

como si considerara la posibilidad de cambiar su dieta.

Despertó, helado, en la bañera. Tosía pompas luminosas

de jabón.


(Microrrelato presentado a Microrrelatos-sms. La frase en cursiva fue propuesta por la organización convocante. Longitud máxima del texto: 160 caracteres.)

3 comentarios:

bambu222 dijo...

Una vez que el libro ha desaparecido,me gusta la idea de que la fantasía del lector empiece
a ver pompas luminosas en la bañera,y también el cambio en la dieta de la rata.Bueno, es solo lo que yo he visto.Estupendo micro.
Abrazo.

Isabel Martínez dijo...

Con éste me reí. ¡Qué cosas!

Rosg dijo...

Como me encantan las pompas de jabón luminosas!!! .... Dónde hay un concurso de microrrelatos?. Musus.